La actividad del volcán Sangay ha provocado que pobladores de sector tengan que abandonar sus sus hogares por el peligro que representa. Quienes no quiere salir pide ayuda de las autoridades. El río Upano, atractivo turístico para deporte acuático, por material volcánico no puede ser visitado.