Violentos incidentes se registraron ayer en la Bahía, importante sector comercial de Guayaquil. El Municipio clausuró allí bodegas para evitar que esta zona se convierta en un punto de contagio, mientras que los comerciantes informales demandan facilidades para poder trabajar en esta época del año.