Un grupo de habitantes de un zona rural de Milagro, demostraron su indignacción a la muerte de un joven, incendiando una furgoneta. El fallecido fue un menor de edad.