Un simulacro de un amotinamiento se ejecutó en el Centro de Rehabilitación de Cotopaxi. Varios visitantes pensaron que era real debido al despliegue de policías y militares.