Toño Abril está enamorado de su hija. El feliz padre habla de los tres años de vida de su hija y el obsequio que recibió en su cumpleaños. Asegura que no se considera el mejor padre, pero trata de ser el mejor.