Una investigación por parte de El Noticiero revela que tres sectores del Guasmo Sur se han convertido en los principales centros de distribucción de los carteles de la droga, algunos habitantes se unieron con los narcos para evitar el ingreso de los policías.

Personas prefieren no hablar para evitar ser reconocidos como "sapos", en lugares donde pueden correr riesgo su vida.