Tras cinco años de su pérdida, Edith Cisneros, madre de sharon, todavía llora a su hija. Ella habló entre lágrimas sobre la querida cantante ecuatoriana y prometió dejar de llorarla porque le afecta su salud y se asegura que su hija ya descansa en paz.