Dos audiencias fueron suspendidas en la Unidad Judicial Valdivia al sur de Guayaquil. Una por el caso de compra de medicinas del hospital del IESS y la otra por caso del cura Carlos Tuárez.