En Guayaquil, subastan camiseta autografiadas por futbolistas de varios equipos para ayudar a Joaquín, un pequeño niño con deficiencias neurológicas. Los jóvenes padres necesitan ayuda para poder pagar los costosos tratamientos.