En el sur de Quito, tres delincuentes robaban a su víctima justo cuando estaban siendo filmados por cámaras de  seguridad. Los asaltantes  fueron capturados por uniformados de la Policía Nacional.