La bailarina Samantha Grey y su mejor amiga, la actriz, Adriana Bowen, abrieron su tienda de ropa. Lo hicieron en la casa donde ella creció.