Una mujer es sospechosa de haber mandado a matar a su propio hermano. Esto ocurrió cuando el hombre llegaba a su vivienda en el suroeste de Guayaquil. Recibió ocho disparos y su estado es grave.