Confirman que el principal sospechoso de la muerte de Lisbeth Baquerizo, ocurrida en diciembre pasado en su vivienda en Guayaquil, se encuentra fuera del país. Su defensa pide garantías para que la pareja de la fallecida regrese para enfrentar a la justicia que investiga el caso como feticidio.