El mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, anunció en una reunión con autoridades gubernamentales, que entregará su puesto el 24 de mayo del 2021, al presidente que resulte ganador de las elecciones de febrero próximo.

El gobernante expresó su deseo de que las organizaciones políticas superen sus diferencias y que brinden certezas para el desarrollo de su periodo electoral.