En Guayaquil, por supuesta venganza, le cortaron con una tijera la lengua a un hombre.