El caso de la modelo y empresaria Lisbeth Baquerizo ha conmocionado una vez más al país. De las imágenes de su matrimonio todavía no se puede creer que, según sus familiares, ella haya sido víctima de su esposo. La madre explica que sus heridas fueron cubiertas con pegamento y que a ella le hicieron creer que su hija perdió la vida al caerse de las escaleras. Asegura que cuando ella murió le hicieron creer que todo fue un accidente.