Para la noche de este martes 29 de diciembre de 2020 se desplegará un contingente policial en los alrededores del estadio Rodrigo Paz, al norte de Quito, para controlar que no existan aglomeraciones en torno a la final de La Liga Pro a jugarse a las 20h15 entre Liga de Quito y Barcelona Sporting Club.

Los aficionados no podrán salir a festejar al equipo ganador, porque a las 22h00 inicia el toque de queda en el país. Quienes incumplan la medida pueden ser llevados detenidos.