Cuatro camiones que trasladaban camarones fueron asaltados por 30 piratas, los conductores fueron interceptados en el Golfo de Guayaquil. Trabajadores afectados relataron que fueron golpeados en el asalto.

La Policía Nacional y miembros del Ministerio de Salud Pública, el asalto dejó una pérdida aproximada de 10 mil libras de camarón.