Un caso que ha generado conmoción en la provincia de Manabí. Un bebe murió por asfixia y sus padres son los principales sospechosos. Ambos están con prisión preventiva. Los médicos dieron alerta a las autoridades una vez que el bebé, de apenas 10 meses de nacido, llegó sin signos vitales a hospital. El niño tenía anemia según su archivo médico.