Ocho internos de la cárcel de Tulcán se fugaron, pero fueron recapturados