Se registran una nueva ola de migrantes venezolanos que huyen a pie de la crisis. La caminata suele durar más de un mes. Ecuador incrementa los controles por las zonas fronterizas y Perú , su destino principal, bloquea su entrada con militares dejándolos cercados.