Fercho Gómez ya no está en su casa televisiva, después de ser chico reality se dedica a emprender vendiendo tacos. Asegura que no quiere quedarse estacando, que no le da vergüenza vender y que este proyecto lo hace con ayuda de su mamá.