Un menor de 13 años intentaba calentar la leche para su hermano recién nacido, cuando de repente el gas explotó. Los niños se encontraban solos en el momento del incidente.