Un menor de edad murió electrocutado al noroeste de Guayaquil luego de que tocara un cable que sostenía un poste de alumbrado público. El infante se dirigía a su domicilio y para evitar caerse al lodo se sostuvo del alambre, sin pensar que tenía corriente eléctrica.  

El hecho ocurrió en Flor de Bastión bloque 6. Familiares y vecinos del menor piden a la Corporación Nacional de Electricidad que se hagan responsables de este siniestro y que se revisen las instalaciones eléctricas en el sector.