Al menos nueve personas fueron detenidas en un operativo policial por agresiones sexuales. Niñas eran violadas por sus padres, hermanos y hasta vecinos. El hecho ocurrió en Puerto Quito, provincia de Pichincha.