Mientras se trabaja en el nuevo mercado de la Martha de Roldós, norte de Guayaquil, comerciantes se encuentran preocupados de conseguir un nuevo puesto y moradores se quejan por el caos provocado en la calle.