El Gobierno coordina acciones para reubicar a las familias damnificadas por el gran deslizamiento de tierra ocurrido en el Chunchi, provincia del Chimborazo. Además, se advierte que otras zonas pueden colapsar.