Más de 240 unidades educativas han sido blanco de la delincuencia durante la emergencia sanitaria. Por esto las autoridades impulsan el retorno de los docentes para que las instituciones no permanezcan abandonadas.