Más allá de los 61 cuerpos sin identificar, hay incontables casos de personas que cuando fueron a buscar los restos de sus seres queridos a los hospitales de Guayaquil no encontraron respuesta o lo que es peor, le dieron el cuerpo de otra persona.

Xavier Castro perdió a su madre el 29 de marzo de 2020 en el Hospital de Los Ceibos en Guayaquil. Cuando fue a retirar el cuerpo de su progenitora abrió la bolsa y no era ella sino un hombre. Ha pasado un año y le dijeron que ya fue enterrada. Mientras él no cree eso, su hermano se ha aferrado a esa historia para tener una tumba donde ir a visitar a su madre.