Otra muerte violenta se registró en Guayaquil, el conductor de una furgoneta fue asesinado. Sus asesinos iban en el interior del vehículo como pasajeros