Varias casas fueron arrastradas por el agua y otras 29 se inundaron después de que una represa en la región de Moscú se derrumbara.