En el recinto Río Perdido en Nobol, provincia del Guayas, a un hombre le arrancaron sus ojos. Este hecho causó alarma en la población. Se desconocen las razones y quienes cometieron este terrible hecho.

El hombre de 53 años fue llevado a una hospital en Guayaquil donde se encuentra internado con pronóstico reservado.