Los cementerios de la mayor parte del país permanecerán cerrados hasta el próximo 3 de noviembre como medida para evitar contagios. Sin embargo, varios camposantos permitirán visitas controladas y reguladas por tiempo.