La guardia costera italiana salvó a un cachalote que había quedado atrapado accidentalmente en una red de pesca en aguas cercanas a las islas Eólicas, en el mar Mediterráneo.