Según cifras oficiales 397.000 niños padecen de desnutrición crónica en el Ecuador. En el siguiente informe se muestra la cruda realidad que atraviesan los menores que no tienen acceso a una alimentación adecuada y con ello las consecuencias en su desarrollo físico y mental.