El pasado sábado, en el sector la Flor de Bastión, en Guayaquil, un joven venezolano se acercó al departamento de sus vecinos y también compatriotas para que bajen el volumen de la música. Lo que, aparentemente, no fue bien recibido y provocó la riña que terminó en muerte. Los implicados en el asesinato estaban huyendo a Quito cuando fueron aprehendidos.