Un joven puso fin a su vida en una vivienda en Portoviejo, provincia de Manabí.