El modelo José Miguel Mancero fue tratado a la Unidad Judicial de Samborondón porque se vio incolucrado en el robo de un teléfono celular a una menor. Mancero explicó que tuvo que sedarse debido dicho problema. También dijo que se lo discrimina por su pasado y aseguró que no se trataba de un robo.