Inhabilitación política de sentenciados pasó de 25 a 8 años