La Policía Nacional logra identificar el cuerpo de un hombre que fue decapitado, descuartizado y abandonado en un canal de aguas residuales en Guayaquil.