El Hospital Militar de Quito cerró su área de consulta externa al quedarse sin espacio por atender a pacientes con covid-19.