Luego del empate 0-0 ante Orense en Machala, los jugadores de Barcelona Sporting Club llegaron a Guayaquil y fueron recibidos por varios hinchas en las afueras del Estadio Monumental. 

Los barcelonistas se encontraban muy molestos y reclamaron cara a cara a los jugadores que se bajaron del bus.