En Guayaquil existiría la Ordenanza Municipal que podrían sancionar a las personas que consuman licor en la vía pública, quiénes cometan esta infracción deberían pagar hasta $2.000