Esta mañana fue detenida la persona sospechosa de formolizar el cuerpo de Lisbeth Baquerizo y quien se habría presentado ante los padres de la víctima como el médico de la funeraria que estuvo a cargo de los trámites de defunción de la joven de 30 años.