El hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Teodoro Maldonado, fue nuevamente intervinido por parte de la fiscalía. Se investigan dos contratos de 70.000.