Al sur de Quito fue detenido un falso médico que ofrecía la cura para el COVID-19. El individuo fue denunciado tras la muerte de un ciudadano. Sin embargo, en la audiencia de formulación de cargos no se le dictó prisión preventiva.