El cantante ecuatoriano Rocko, contó que hace cuatro años negoció con una constructora para adquirir un departamento, pero la empresa quebró. Agregó que le dieron una solución que él considera que no es justa, puesto que él y otras personas quieren su dinero de regreso no una retribución que solo es conveniente para la empresa.