Los cadáveres de dos personas que murieron ahogadas en la provincia de Manabí fueron encontradas por equipos de rescates. Uno de los fallecidos se ahogó en un río del sector de Miraflores en Picoazá, parroquia urbana en el cantón de Portoviejo. Según las versiones de los moradores el hombre estuvo reunido con varios amigos el pasado domingo y cruzó el río nadando, pese a que existe un paso elevado, se presume que estaba en estado etílico.


Entre tanto, el otro cadáver corresponde al de un joven turista colombiano que murió ahogado en la playa de Crucita, Portoviejo.