Los sicarios cometieron el asesinato del presentador de televisión Efraín Ruales en el norte de Guayaquil en cuestión de minutos. Todo apunta a que fue un ataque muy bien planificado, según las investigaciones preliminares.