Empresas de servicios básicos y telecomunicaciones no suspenderán el suministro por falta de pago hasta dos meses de finalizar el estado de excepción.